El animal favorito del señor K, de Bertolt Bretch

Preguntado por su animal preferido, el señor K. respondió que el elefante, y dio las siguientes razones. En el elefante se combinan la astucia y la fuerza física. La suya no es la escasa astucia necesaria para eludir una persecución o atrapar una presa, sino la astucia que tiene a su disposición la fuerza para realizar grandes empresas. Por donde quiera que pasa, este animal deja una huella bien visible. Tiene además buen carácter y sabe aceptar una broma. Es tan buen amigo como buen enemigo. Es muy grande y pesado y, sin embargo, es también muy rápido. Su trompa proporciona a un cuerpo enorme hasta los alimentos más pequeños: por ejemplo, nueces. Tiene orejas móviles: no oye más que lo que le conviene. Vive muchos años. Es muy sociable, y no solo en su trato con otros elefantes. En todas partes se le ama y se le teme a un tiempo. Una cierta comicidad es la causa de que a veces, incluso, se le adore. Tiene una piel muy espesa: contra ella se quiebra cualquier cuchillo, pero su natural es tierno. Puede ponerse triste. Puede también enfadarse. Le gusta bailar. Se interna siempre en la espesura para morir. Le encantan los niños y otros animales de pequeño tamaño. Es gris y solo llama la atención por su masa. No es comestible. Es buen trabajador. Le gusta beber y se pone alegre. Hace algo en pro del arte: proporciona marfil.
FIN

3 comentarios:

naahi gimenez dijo...

Opino que es una muy buena respuesta y bien justificada , nunca vi a un elefante de esa manera , sino como un animal común

naahi gimenez dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

Me parece muy inteligente su respuesta,muestra al elefante como un animal muy interesante y distinto a los demas.
Anabel guendjian